top of page

¿Qué significa ser una messy girl?

Hace tiempo que escucho que lo que se lleva ya no es el Clean look sino ser una Messy girl. Pero ¿qué se supone que significa eso? 


La traducción de Messy girl es “chica desordenada”. Tiene que ver con ser una chica despreocupada, que lleva el rimel un poco corrido, que es poco atenta o que lleva tickets arrugados en el bolso. Una chica que tiene la habitación llena de vasos de agua a medio beber y que nunca tiene batería en el móvil.


La primera vez que lo escuché, lo dejé pasar pero a medida que ha ido pasando el tiempo cada vez me ha chirriado más esta idea. ¿Por qué ahora está de moda (y por tanto pasará) algo que llevo siendo yo tanto tiempo?¿Por qué alguien debería esforzarse en parecer despreocupada cuando no se está?


Llevo tiempo identificándome con una chica “poco organizada” no porque lleve la ropa arrugada ni porque piense poco las cosas, si no porque me cuesta seguir con los tiempos que propone el mundo ahora y hacer fotos sin estar un poco torcidas. 


Hablando con las amigas de sex in the city, nuestra favorita siempre era Carrie Bradshaw. Una chica que vive el momento, romántica y enamorada de los zapatos. Creo que nos gustaba porque vivía tranquila con la idea de llevar el pelo suelto y enredado. Y sobre todo, porque era el tipo de persona que decidía cómo ser. Creo que Carrie es lo que se entiende como Messy girl. 


También lo es Lorelai de las chicas Gilmore con su icónico look de una camiseta rosa, sus pantalones y botas cowboy, que se tuvo que poner porque no tenía más ropa limpia. Porque a veces, no podemos estar a tantas cosas y porque a veces la vida nos sobrepasa antes de fregar los platos. 




Creo que este fenómeno se ha intentado colar como una idea de ser nosotras mismas o de poder estar más tranquilas pero que nos hace caer en no estar cómodas y tener que cumplir con expectativas una vez más.


Las referencias que tenemos cada una deberían nacer desde algo que nos inspira y nos hace potenciar nuestras habilidades y características, no llevarnos por un camino de “una chica que ser”. Somos muchas cosas. En las conversaciones que compartimos las amigas cuando alguna tiene alguna sensación nueva, siempre acabamos encontrando matices y diferentes formas de las que podríamos haber actuado o haber sido.

Y con eso es con lo que nos quedamos, con la infinidad de universos que podemos llegar a crear de nosotras mismas.


Yo encuentro dualidad en cada rincón de pieza que creo, texto que escribo o pensamiento que aparece ¿Por qué no integrar esa dualidad? En la contradicción está la esencia de lo que somos. Yo no sé si soy Messy girl o no, pero creo que prefiero no saberlo. Centrarnos en un modelo aspiracional a seguir sería limitarnos.













Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page